A quién prefieren, a Trump o a su imitador?

“No es [Barack] Obama, ni los demócratas, ni siquiera la prensa. El peor enemigo de Donald Trump es el humor político y, sobre todo, el personaje con que lo imita al actor Alec Baldwin”, sostuvo Sidney Blumenthal, analista político que asesoró al ex presidente Bill Clinton.

El fenómeno va en ascenso. Los videos con las imitaciones de Trump y de su pintoresco gabinete llegan a visualizaciones récord en el sitio YouTube.

Hoy son muchos los que cruzan los dedos para que prospere la idea de que sea el Trump de Baldwin el que asista a la tradicional cena con corresponsales de prensa, en lugar del verdadero, luego de que el presidente confirmó su ausencia como parte de su guerra personal con los medios.

Su afición por las guerras imposibles es notable. Así como se lanza contra la prensa un día tras otro -y suben los niveles de venta y de circulación de los mismos medios a los que ataca-, lo mismo hace con programas de televisión, cuya audiencia viene en aumento.

De todo lo visto, dos personajes se llevan sin duda el estrellato: la imitación que McCarthy hace de Spicer y la que Baldwin le dedica a Trump. Tanto, que hoy cuesta ver a Spicer sin pensar en su imitadora y a Trump sin acordarse de su caricatura.

De hecho, el diario El Nacional, de la República Dominicana, confundió uno con otro hasta el extremo de publicar una foto de la caricatura en vez de una del presidente real. “Lo ocurrido es casi una metáfora”, dijo el publicista demócrata Bill Burton.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Suscribete y diviertete!


This blog is kept spam free by WP-SpamFree.